Desde el 20 de febrero de 2007 informando y opinando sobre el Real Valladolid|Sábado, octubre 21, 2017
Estas aquí: Home » Linternazos de Velasco » La doble pérdida ofensiva de este Real Valladolid
  • Sigue a LAV en

La doble pérdida ofensiva de este Real Valladolid 

En apenas una semana el Real Valladolid ha visto confirmadas dos bajas para el final de temporada. A la lesión de Jaime Mata se debe sumar la sentencia sobre Juan Villar

La semana previa a la victoria (1-0) ante el Getafe CF dejaba la noticia negativa de la lesión de Jaime Mata. Salvo una sorprendente recuperación, el ‘9’ blanquivioleta ya no volverá a vestirse de corto, al menos a nivel liguero. Esperando a ver si el equipo certifica el play-off, el ex del Girona FC se perdería el duelo ante los madrileños y los dos próximos duelos, ante Reus Deportiu y Cádiz CF. La baja era dolorosa. Como bien afirmaba Paco Herrera era “el primer cambio”. El dolor por su ausencia crecía durante la victoria ante los de Pepe Bordalás. En él, Juan Villar no llegó a saltar al terreno de juego pese a calentar. Con la mente más fuera que dentro del Estadio José Zorrilla, el onubense parece estar sentenciado para lo que resta de temporada, incrementando los problemas ofensivos del Real Valladolid para el avance de los partidos.

Juan Villar felicita a Jaime Mata tras uno de los goles del madrileño al CD Mirandés (RealValladolid.es)

Juan Villar felicita a Jaime Mata tras uno de los goles del madrileño al CD Mirandés (RealValladolid.es)

Un lujo innecesario
Juan Villar está fuera del Real Valladolid. Ahora es una situación psicológica pero, en breves semanas, será física. Nadie lo cuestiona. Nadie lo puede dudar. El jugador no seguirá en el Estadio José Zorrilla la próxima temporada, independientemente de la categoría en la que esté el club blanquivioleta. Pese a ello, el ‘7’ sigue siendo jugador de la plantilla pucelana y no un jugador cualquiera. Pese a que desde muchos sectores no se quiera contar con él y aunque el propio jugador parezca no tener la implicación que se le debe exigir, perder a Juan Villar para los dos últimos partidos es un lujo innecesario.

Esté bien, mal, implicado o descontento, Juan Villar sigue siendo el mismo jugador de siempre. Sigue siendo ese atacante ciertamente anárquico que no entra mucho en juego y que pasa desapercibido en muchas fases del juego. No suele estar en la dinámica del partido pero posee unos ratios de gol y acierto que no son despreciables por el Real Valladolid nunca pero mucho menos a estas alturas de la temporada.

Perderle es un lujo, una cuota demasiado cara para un conjunto que, pocos días antes de ver cómo el ‘7’ no entra ni entre los 14 jugadores de un partido, perdía a Jaime Mata para un mes. Así, sin el ‘9’ ni el ‘7’, las opciones de gol del Real Valladolid desde el banquillo son ridículas. Los primeros cambios que ha tenido el equipo durante la temporada y que, con goles o sin ellos, han aportado equilibrio, fuerza y peso en los partidos, están descartados. Sin ellos, y dado el estado físico de las tres referencias ofensivas del equipo, Dejan Drazic se queda como el principal baluarte de refresco de los partidos del Pucela, al menos en los duelos del Pucela como local.

Reduciendo opciones
La sensación personal es que Juan Villar está sentenciado para los partidos que el Pucela dispute en el Estadio José Zorrilla. El entorno vallisoletano no quiere ver al onubense como blanquivioleta tras lo acontecido en la goleada (6-2) ante el Sevilla Atlético. Desde aquel duelo, curiosamente la última titularidad tanto de Juan Villar como de Jaime Mata, Paco Herrera ha visto muy reducidas sus opciones ofensivas. Se ha centrado en la tripleta formada por Raúl de Tomás como referencia y Jose Arnáiz y Cristian Espinoza como alas. Con los tres, el Real Valladolid tiene el ataque que desea y necesita pero, igualmente, reduce todas sus opciones a esos tres jugadores.

El Real Valladolid celebra el último gol de Juan Villar, anotado en La Romareda al Real Zaragoza <em><strong>(LaLiga)</strong></em>

El Real Valladolid celebra el último gol de Juan Villar, anotado en La Romareda al Real Zaragoza (LaLiga)

En ellos está el principio y el final ofensivo y en la semana del importante duelo ante el Getafe CF se pudo comprobar. Ante los de Pepe Bordalás los pucelanos se jugaban una oportunidad única. Era una opción relevante que podría marcar el futuro del equipo y en los últimos minutos sería Dejan Drazic, tercer jugador con menos minutos ligueros de la plantilla, el que entraba para dar aire al equipo.

Es cierto que fueron apenas 10 minutos pero se trata de un tiempo suficiente para demostrar en qué puesto está Juan Villar, un futbolista determinante y que, sin Jaime Mata, debe ser el jugador referencia del equipo para salir desde el banquillo. A “sólo 180 minutos de la gloria” no sobra nadie. Por muy descentrado que pueda estar o diversas ocasiones que fallase en el empate (2-2) ante el Club Deportivo Mirandés, el gol es intrínseco a Juan Villar y Paco Herrera no puede perder voluntariamente a nadie, y menos a nivel ofensivo, dónde el talento es gol.


Artículos relacionados: