Desde el 20 de febrero de 2007 acompañando al Real Valladolid con mucha opinión|martes, mayo 21, 2019
Estas aquí: Home » Linternazos de Velasco » No existe otra opción: ¡Balones a Míchel Herrero!
  • Sigue a LAV en

No existe otra opción: ¡Balones a Míchel Herrero! 

El Real Valladolid está conociendo la versión diferencial de Míchel Herrero. El ’21’ ha encontrado el ansiado estado de forma que buscaba desde su llegada a Zorrilla

Los tres últimos goles del Real Valladolid llevan la firma de Míchel Herrero. No en la ejecución pero sí en la creación. El ex del Valencia CF o Levante UD asiste en la muestra de su sublime estado de forma •

Ha costado pero, por fin, Paco Herrera lo ha conseguido. El entrenador pacense decidió arriesgar desde el comienzo de la temporada en que Míchel Herrero sería un jugador determinante para él. Nunca lo ha sentado y jamás ha dudado de él. El valenciano, por su parte, aún no ha sufrido una lesión y nada le ha frenado. Con todo, el futbolista de Burjasot es, con diferencia, el mejor jugador del momento en el Real Valladolid. Ha asumido el poder ofensivo del equipo y está sabiendo responder ante tal exigencia. En clara evolución de juego, el ’21’ ha asistido en los tres últimos goles pucelanos. En la victoria (2-1) ante el Rayo Vallecano fue vital y, ahora, en un momento decisivo de la temporada, es el único fijo en el centro del campo. Ya nadie cuestiona su presencia. Todos piden que reciba el balón y encuentre un hueco que, ahora, lo encuentra.

Míchel Herrero antes del reciente duelo en el José Zorrilla ante el Rayo Vallecano <em><strong>(RealValladolid.es)</strong></em>

Míchel Herrero antes del reciente duelo en el José Zorrilla ante el Rayo Vallecano (RealValladolid.es)

Dura tarea. Gran apuesta
En estas últimas semanas Míchel Herrero ha sido muy demandado por los medios de comunicación. Su buen estado de forma y su protagonismo en el juego del equipo le han hecho comparecer en varias ruedas de prensa. En ellas habla de lo difícil que ha sido llegar hasta esta situación y lo mucho que ha sufrido y peleado. Llegaba en malas condiciones físicas y no iba a ser fácil alcanzar su mejor versión, aquélla que considero que aún está por llegar pese a las buenas sensaciones que esté dejando en la actualidad. El futbolista apostó por el Real Valladolid y el Club por él. Era una unión que interesaba a ambas partes.

Dada la situación del jugador era un buen fichaje para los pucelanos. Una apuesta de interés que necesitaría un tiempo. Sin esas circunstancias que englobaban al jugador, Míchel nunca hubiera sido pucelano y dados esos detalles al futbolista nunca le hubiera parecido una buena opción llegar al este Real Valladolid. Circunstancias del fútbol, los caminos se unieron y Paco Herrera celebró la llegada de un jugador idóneo para engrasar su ya famoso, incuestionable y dudoso rombo en el centro del campo.

El estado en el que llegaba el jugador le hacía ser catalogado como otra oportunidad de las muchas que hizo el equipo el pasado verano. Su situación dejaba en duda su rendimiento más inmediato y el puesto que podría adoptar en el sistema de Paco Herrera. El pacense, por el contrario, no tuvo dudas. Desde el estreno liguero (1-0) ante el Real Oviedo, Míchel ha sido uno más. Inicialmente desde el banquillo pero muy rápidamente desde la titularidad. A estas alturas es el jugador con más partidos disputados y el segundo con más minutos, sólo por detrás de Javi Moyano. Con todos estos ingredientes ha explotado. Míchel ha dado con su estado de forma después de un un constante trabajo del jugador pero, también, de una incuestionable apuesta de Paco Herrera.

Indiscutible
Al igual que con Alex López, Paco Herrera señalaba al ‘21’ y al ‘4’ como los jugadores determinantes en su propuesta. La calidad individual de ambos les ha hecho no perder el estatus con el que empezaron. Ambos han sido fijos en las propuestas del Pucela pero sólo el valenciano ha conseguido mostrar una evolución en su juego. Actualmente, Míchel es indiscutible para todos los estamentos mientras que Alex López aún no ha mostrado la calidad que se esperaba y presuponía en él y solamente es fijo para el cuero técnico.

La evolución ha dejado estancado a uno mientras que ha potenciado al otro. Míchel está en un momento decisivo en el que todo el juego ofensivo del Pucela pasa por él. Con la chispa tan deseado por jugadores de su perfil, el valenciano está fresco, decidido y convencido. El gol pasa por sus botas y si no que se lo pregunten a Juan Villar, Jose Arnáiz o Raúl de Tomás, delanteros que han vivido de su calidad y su estado recientemente.

Versión ‘21’
Que el Real Valladolid tenga en su doral ‘21’ al mejor jugador no es nuevo. Rememorando, por el momento y aunque sea mínimamente a Víctor, Míchel está en un momento en que el equipo le necesita. Ante una defensa encerrada, como ocurrió ante el Girona FC, o un momento de poca lucidez global, como ante el Rayo Vallecano, el futbolista es capaz de nutrir de pases decisivos a sus compañeros. Grandes asistencias con diferentes variantes.

Míchel Herrero conduce un balón en el que fue su regreso al Estadio Carlos Tartiere <em><strong>(LaLiga)</strong></em>

Míchel Herrero conduce un balón en el que fue su regreso al Estadio Carlos Tartiere (LaLiga)

De calidad, de pundonor e inteligencia o con un gran toque de balón. Míchel es determinante para los planes y el juego del Real Valladolid. El puesto principal en el Pucela de Herrera ha sido ocupado por muchos jugadores pero, en la actualidad, el equipo forma con Míchel Herrero y 10 jugadores más. Otro asunto, de debate y posiblemente de crítica, es que esos diez sólo se eligen entre 14 ó 15 nombres. La plantilla ha sido reducida para, entre otros asuntos, favorecer la puesta en forma y el crecimiento de jugadores como Alex López o Míchel, siendo el último el que lo ha sabido aprovechar. Por el momento, sólo él.