La linterna de Velasco

La linterna de Ángel Velasco, desde el 20 de febrero de 2007 informando y opinando sobre el Real Valladolid

Táctica Pucela

Jaime Mata hace bueno este cambio de sistema

Tras la muerte del famoso rombo, Jaime Mata ya ha adquirido los galones que tanto buscaba. El madrileño sigue sin encontrarse con el gol pero lo sigue facilitando

• La necesidad de no perder al delantero madrileño: «Jaime Mata, una apuesta que no se puede perder»
Las muchas dificultades que tuvo tras su llegada: «El total menosprecio a la calidad de Jaime Mata»
El perfil de Jaime Mata tras su fichaje por el Pucela: «El recuerdo de aquel delantero que todos quieren»

Tras la importante victoria (1-0) ante el Reus Deportiu uno de los nombres más señalados era el de Jaime Mata. El punta madrileño desaprovechó varias ocasiones en el duelo ante el equipo tarraconense. Esa efectividad que demostraba Raúl de Tomás no era compartida por el ‘9’ que terminaría el partido con cuatro grandes oportunidades de superar a Edgar Badia, portero rival, desaprovechadas. Pese a todo, el trabajo del jugador en el encuentro fue determinante. Su presencia, sus movimientos, su pundonor y su trabajo hacen buenos a Juan Villar y José Arnáiz, compañeros ofensivos tras este cambio de sistema que ha firmado Paco Herrera en las últimas semanas tras enterrar definitivamente el rombo en el centro del campo.

Jaime Mata celebra uno de los goles que anotó en la goleada al Club Deportivo Mirandés (LaLiga)
Jaime Mata celebra uno de los goles que anotó en la goleada al Club Deportivo Mirandés (LaLiga)

Brillante actuación
Quizás es necesario “abrir el paraguas”, que se dice ahora en las redes sociales, tras asegurar que Jaime Mata hizo un buen partido en la victoria (1-0) ante el Reus Deportiu. El madrileño, trabajador incansable en el duelo ante los tarraconenses, no tuvo la fortuna de firmar un gol en las varias ocasiones de las que dispuso. A nivel de datos, su partido fue malo, a nivel de trabajo, muy bueno. Técnicamente no fue su mejor actuación, eso seguro, pero tácticamente el derroche fue tan alto como efectivo. El ‘9’ firmaba una actuación brillante en la lectura del juego ofensivo y en los movimientos ejecutados en el campo rival.

Pese a que ni él, ni José Arnáiz ni Juan Villar estuvieron muy acertados de cara puerta en la última jornada, la variación de esquema que ha firmado Paco Herrera con la eliminación del rombo y la idea con tres referencias ofensivas está evolucionando con la presencia del ‘9’ en ese puesto que tanto se demandaba.

Siendo el punto de desequilibrio en las marcas, Mata genera con sus movimientos y sus salidas de zona espacios aclarados para que los delanteros puedan, desde fuera, atacar las zonas más influyentes del área rival. En un movimiento hacia el interior, el Real Valladolid se nutre del trabajo de un jugador vital para hacer bueno este cambio de esquema de las últimas semanas. Detallarlo puede regalar al Real Valladolid las opciones de seguir jugando con dos puntas pero con el apoyo de un jugador que arrastraría las marcas centrales de la defensa rival y que, tras ello, podría jugar de cara. Igualmente, sería un referente de área tras el juego exterior del equipo. Como bien dijo Frank de Boer en una ocasión, “el sistema con tres atacantes es el más completo y el que más variantes te ofrece”, y cualquier duda ante esta frase la resuelvan delanteros como Jaime Mata.

Las dudas con Raúl de Tomás
El ex del Girona, con éste, su juego, no es un gran goleador. Ya desde su llegada se dejaba claro que su estilo era bregador y trabajador y no tanto goleador. Es un perfil radicalmente opuesto al de Raúl de Tomás, el otro gran señalado para su puesto. El ‘47’ se ha ganado ser titular, como defendí en el videoblog de ElDesmarque Valladolid, pero en el avance o variación del esquema blanquivioleta está su entrada.

El ex del Real Madrid Castilla o Córdoba CF exige por su juego ser el delantero centro, mientras que Jaime Mata ayuda a que los extremos sean los delanteros del equipo. Por ejemplo, desde su llegada al Real Valladolid, Juan Villar es el delantero blanquivioleta. Por encima de otros compañeros y de varios esquemas con los que haya podido jugar, el onubense siempre ha sido la referencia. Un estandarte desde el extremo que potencian jugadores sin gol pero con trabajo y pelea como es Jaime Mata, ahora, o Rodri Ríos, el año pasado.

Raúl de Tomás celebra, ante la Sociedad Deportiva Huesca, su primer tanto como blanquivioleta <em><strong>(RealValladolid.es)</strong></em>
Raúl de Tomás celebra, ante la Sociedad Deportiva Huesca, su primer tanto como blanquivioleta (RealValladolid.es)

Esas referencias de trabajo ganan la batalla para estos delanteros exteriores. Un juego vertical y profundo que busca las espaldas de los delanteros. La velocidad y los contragolpes en Segunda división son vitales. Por ello Javi Guerra jugó con Miroslav Djukic en su primer año y no tanto en su segundo y, en esta línea, Ángel Rodríguez, delantero del Real Zaragoza, por ejemplo, es tan goleador en la categoría de plata pero no en la élite. Atacando los espacios con velocidad son y han sido determinantes para sus equipos en Segunda.

Con Jaime Mata se crean metros tras la defensa para que los ataquen los jugadores exteriores. Con Raúl de Tomás el juego es diferente. Más posicional. Más de remate. Más de área. Obviamente, por números, se ha ganado ser titular. Lo merece. El equipo lo nota pero para el ’47’ este cambio de esquema en el Real Valladolid obliga a un estilo diferente. Una evolución opuesta a la que firma Jaime Mata. y Paco Herrera debe decidir qué tipo de propuesta quiere tras enterrar el rombo en el centro del campo.

1988. Periodista deportivo y entrenador UEFA PRO que cree que en el fútbol todo tiene el término apropiado y un porqué obligatorio. Por ello, desde 2007 lleva entrenando equipos y escribiendo en este pequeño rincón.