Desde el 20 de febrero de 2007 informando y opinando sobre el Real Valladolid|Sábado, octubre 21, 2017
Estas aquí: Home » La frialdad de los partidos | Temporada 2016/2017 » Unos suplentes que quizás deberían dejar de serlo
  • Sigue a LAV en

Unos suplentes que quizás deberían dejar de serlo 

Real Valladolid 1 – 3 Real Sociedad | Un buen Pucela es casi eliminado en Zorrilla

Desde el primero momento Paco Herrera ha tenido muy claro qué quiere de la Copa del Rey. El entrenador del Real Valladolid busca que la competición sirva para mantener activos a todos los jugadores de la plantilla. Ante el Real Zaragoza y el Club Deportivo Tenerife fue posible y en el primer duelo ante la Real Sociedad, también. Es más, en esta ocasión son muchos los jugadores que han llamado a la puerta del equipo. Los 90 minutos disputados ante el conjunto de Eusebio Sacristán, uno de los equipos más en forma del fútbol español, confirman la profundidad de banquillo y plantilla del equipo blanquivioleta y las opciones de éstos para llegar a las preferencias del cuerpo técnico porque tras este duelo, del entorno ya lo están.

Jaime Mata anota el único tanto del Real Valladolid en la visita de la Real Sociedad al estadio José Zorrilla <em><strong>(LaLiga)</strong></em>

Jaime Mata anota el único tanto del Real Valladolid en la visita de la Real Sociedad al estadio José Zorrilla (LaLiga)

Cuestión de confianza
Recuerdo que una vez cuando entrevista a Javier Baraja le pregunté en qué se diferenciaban los ascensos de 2007 y 2012. El que fuera capitán del Real Valladolid y que es, actualmente, segundo entrenador del Rayo Vallecano me dijo que él encontraba la mayor diferencia en que no todos los jugadores se habían sentido igual de protagonistas con Jose Luis Mendilibar que con Miroslav Djukic. Las rotaciones de uno y de otro habían hecho dos grupos en el vestuario y en el peso propio que cada jugador sentía en aquellos éxitos.

Ahora, con Paco Herrera en el banquillo pucelano y sin hablar, ni mucho menos, del ascenso, ocurre algo similar. El técnico blanquivioleta ha diferenciado al equipo en roles muy destacados. Mientras hay perfiles que superan con creces los 1.000 minutos de juego hay otros con apenas 300 minutos en sus piernas. Diferentes circunstancias hacen la ruptura de rotaciones y el Pucela ve muy marcada una amplia ruptura que visto el rendimiento copero y las dudas ligueras ni se entiende ni puede tener fundamento en el exterior.

Por juego, ante la Real Sociedad, el Real Valladolid no notó ni la superior categoría del rival ni sus rotaciones ni la artillería rival. El equipo compitió bien y cumplió así la principal petición que se hacía al equipo en la previa. Los pucelanos vendieron muy cara su piel y con un juego de alternativas pusieron en muchos problemas al rival. En nivel global fue bueno y el individual, mejor. Desde un rendimiento óptimo en aspectos determinantes, el equipo ofreció un juego de nivel, de categoría y de reivindicaciones.

Grandes individualidades
Horas antes del partido, desde estas líneas se pedía la oportunidad de Jaime Mata. El madrileño, un jugador en mal momento, es una alternativa que no se puede desaprovechar. En su sitio y bajo las peticiones por las que llegó a Valladolid es un gran activo. Dicho, hecho y demostrado. Brillante encuentro del ‘9’ que se entendió de maravilla con Juan Villar, quién firmaba su mejor encuentro de la temporada.

No era el único. El centro del campo supo dominar muchas facetas del juego y ahí Luismi Sánchez fue protagonista. El andaluz, con sólo un minuto disputado en todo el mes de noviembre, lideró el juego pucelano bajo el apoyo de un talentoso Sergio Marcos, determinante en cualquier acción ofensiva, y en un incombustible Anuar Tuhami. El canterano, decisivo como siempre, sumó kilómetros para ayudar al equipo en tareas de contención, repliegue y contragolpe. Anuar encontraba espacios, Sergio Marcos los generaba para los compañeros y Ángel García y Markel Etxeberria los aprovechaban. Uno y otro, actores secundarios en los laterales en la temporada, compitieron a un nivel muy alto que pide oportunidades al cuerpo técnico.

Similar situación
Pese a todo lo positivo que dejó el partido para el Real Valladolid, la dinamita ofensiva del equipo vasco sentenció la eliminatoria en la segunda parte. Un doblete de Juanmi Jiménez dejaba en la estacada una buena propuesta blanquivioleta. La mejor versión pucelana desde la victoria (2-0) ante el Sevilla Atlético no encontraría premio por lo largo que se hizo el partido, por el mayor ritmo de juego del equipo de Eusebio Sacristán y, por qué no decirlo, por la actuación del siempre cuestionado Hernández Hernández.

El colegiado canario y sus asistentes perjudicaron al conjunto local en el decreto de acciones de fuera de juego. Anuladas tres acciones dudosas en el bando pucelano y uno en el donostiarra, el Real Valladolid puede haber dicho adiós a la eliminatoria pero lo vive con la obligación de asumirlo como una situación similar a la que vivía el encuentro antes de comenzar o cuando se llegaba al descanso. Las opciones pucelanas parecían mínimas pero no por ello el viaje a San Sebastián debe ser minusvalorado por una plantilla que tiene competencia. Más de la que presuponíamos y más de la que Paco Herrera pone en práctica.


Artículos relacionados: