Desde el 20 de febrero de 2007 acompañando al Real Valladolid con mucha opinión|lunes, mayo 20, 2019
Estas aquí: Home » Los fichajes, sobre el césped » Firmeza, estabilidad y equilibrio en el lateral zurdo
  • Sigue a LAV en

Firmeza, estabilidad y equilibrio en el lateral zurdo 

El Real Valladolid cierra su lateral izquierdo con un perfil de ‘3’ seguro, constante en su trabajo y que aporta grandes atributos defensivos al juego y estilo del equipo

Poco se dudaba de su estilo pero en su primera toma de contacto con el Real Valladolid Braulio Vázquez presentaba a Luciano Balbi como «un lateral de perfil defensivo». En definitiva, un lateral que en el estadio José Zorrilla no ha visto desde la salida de Mikel Balenziaga al Athletic Club de Bilbao en 2013. Además de ser un perfil novedoso en el entorno blanquivioleta es una figura vital en la formación de Ángel García. Dos jugadores diferentes para el carril del ‘3’ en todos los sentidos. El ímpetu, el descontrol y la reconversión del madrileño se enfrentan al crecimiento, fuerza y seguridad del argentino. Diferentes patrones que señalan al argentino como aquel capaz de aportar equilibrio, sensatez y marcaje. Ante las dificultades será este jugador de 27 años el que tenga que imponer su estilo.

Presentación LAV de LUCIANO BALBI como nuevo jugador del Real Valladolid para la próxima temporada

Contundente y consciente
Balbi, nuevo jugador blanquivioleta, muestra su perfil de jugador en muchos rasgos. Llegar a España con 27 años es uno de ellos. En el fútbol actual predomina el ataque. Todo tienen que ser goles y asistencias. A muchos defensas, ya sean laterales o centrales, se les mira más por el bagaje ofensivo que puedan ofrecer y sus estadísticas que por la seguridad defensiva que apliquen. Así, jóvenes laterales llegan a Europa sin formar y con tantas lagunas defensivas como ganas por triunfar.

El rosarino que acaba de llegar al estadio José Zorrilla no es así. Todo lo contrario. No es un jugador por el que se vayan a pagar millones de traspaso en un futuro pero, tampoco, una incógnita en su rendimiento. Obviamente es este segundo rasgo el que necesita el actual Pucela. No necesita sobresaltos. Necesita realidades y más en defensa. Balbi llega al club blanquivioleta tras una dilatada experiencia como lateral. Sus más de seis temporadas en el mundo profesional sudamericano le llevan a Valladolid con un estilo bien forjado y definido.

Contundente en sus funciones en el terreno de juego y consciente de sus obligaciones, Luciano Balbi no pretende dar más de lo que sabe. Conoce su rol. Se exige sobre él pero sin querer cumplir más. Será muy complicado verle fuera de su estilo. Sus condiciones están claras y no pretende salirse de ellas. Seguro en su propio campo y solventado los intentos de inferioridades que tenga que afrontar, Balbi, no será señalado. Ni en lo positivo ni en lo negativo. Además de ser éste el objetivo de un árbitro, también lo es para un lateral como él.

Equilibrio y estabilidad
Aún no se conoce el estilo de Paco Herrera. Se entiende por dónde puede ir viendo cómo han sido sus equipos pero en Pucela aún no se ha visto nada. Solamente un puñado de entrenamientos. Sin conocer el guión que impregnará el catalán, el Real Valladolid ha encontrado en Luciano el equilibrio y estabilidad que se necesita en un carril defensivo. Con dos perfiles opuestos en el lateral derecho, la entrada de Markel, más ofensivo que Moyano, puede provocar la entrada de Balbi en lugar de Ángel. Estabilidad ante potencia. Equilibrio ante ataque.

· #BienvenidoBalbi todo el especial sobre la llegada del argentino al Real Valladolid ·

El sustento defensivo es vital en LaLiga2. El Pucela ha penalizado mucho en los últimos años el ímpetu ofensivo de sus laterales. Las ganas de llegar al último cuarto para tapar carencias defensivas han costado puntos al Real Valladolid en el repliegue y en las transiciones defensivas. En el caso el argentino nada será así. Cumple la expresión manida de los laterales de que “son un defensa”. No pierde la posición por llegar arriba si no ha conseguido generar una seguridad atrás. Primero, las obligaciones, y después, las ambiciones. Como cualquier futbolista tiene hambre pero, como sudamericano, es competitivo y lo principal es su parcela.

Ayuda para Ángel
Consciente de que en su zona no puede ocurrir nada que le cueste puntos al equipo, Balbi llega para aportar cualidades defensivas al lateral izquierdo del Real Valladolid y, por tanto, ayudar a Ángel García. Este jugador del Promesas durante las dos últimas temporadas ha dado el salto al primer equipo. Su formación ofensiva le hace tener problemas en campo propio. Paco Herrera lo confirmaba hace más de un semana y Balbi aportará todo aquello que le falta al futbolista madrileño.

Son totalmente diferentes y, por tanto, complementarios. En una buena dinámica de vestuario, uno de los objetivos principales para esta temporada, Balbi y Ángel pueden formar un tándem de trabajo que haga crecer al Pucela desde el carril zurdo. Una de las posiciones más complejas de las últimas temporadas y con más dolores de cabeza para las oficinas pucelanas parece haber encontrado la estabilidad que buscaba. Dos perfiles diferentes pero ambos capacitados para competir en este Pucela y en la categoría de plata del fútbol español como ‘3’.