La linterna de Velasco

La linterna de Ángel Velasco, desde el 20 de febrero de 2007 informando y opinando sobre el Real Valladolid

Las pilas de los fichajes | 2016

Dos bases para el crecimiento del Lleida Esportiu

Jaime Mata y Pau Torres coincidieron durante dos temporadas en Lérida. Ambos ayudaron para que el club catalán diera los primeros pasos tras su nacimiento

El Lleida Esportiu es un equipo nuevo. De reciente creación. Fue fundado en 2011 y, por ello, la participación de Pau Torres y Jaime Mata durante tres y dos temporadas, respectivamente, son muy valoradas en tierras catalanas. Conscientes del nivel de ambos y de su potencial, en el entorno del histórico Camp d’Esports se entendieron sus salidas y se les mira como a aquellos hijos que ves emigrar con el avance de los años y la necesidad de nuevos retos. Jordi Mestres, periodista catalán, cuenta el cariño, el respeto y la admiración que se tiene para dos de los jugadores más importantes para la historia, el nacimiento y el afianzamiento del club leridano.

Pau Torres y Jaime Mata antes de un partido de pretemporada del Lleida Esportiu en 2012 (Blog de L'Hospi)
Pau Torres y Jaime Mata antes de un partido de pretemporada del Lleida Esportiu en 2012 (Blog de L’Hospi)

Dos exitosos años
Durante los años 2012 y 2014 Jaime Mata y Pau Torres fueron compañeros en el vestuario del Lleida Esportiu. Ambos, cada uno en sus funciones, guiaron al equipo catalán para que éste viviera dos promociones de ascenso a Segunda división. En ninguna de ellas se consiguió el ascenso pero ambos lideraron el proyecto de Toni Seligrat para que un equipo refundado en 2011 tuviera opciones de llegar al fútbol profesional.

[quote style=»3″] Con ellos, el Lleida jugó los dos primeros play-off de ascenso a Liga Adelante de su historia.
Jordi Mestres, periodista de Mediapro y FutbolCatalunya, habla sobre Jaime Mata y Pau Torres[/quote]

“Con ellos, el Lleida Esportiu jugó los dos primeros play-off de ascenso a Liga Adelante de su historia”, asegura Jordi Mestres. Ese éxito fue compartido por cada uno en sus funciones. “Mata por ser el máximo goleador del club” y “Pau Torres por ser el portero con más partidos de la historia del club”. Uno, el punta, era valorado pero lo fue más cuando salió de Lérida ya que “ningún delantero ha dado su rendimiento y su regularidad en todo este tiempo”. El éxito del cancerbero se encuentra, según este periodista cuestionado, en que “falló poco y eso es lo que se le pide a un portero”.

El éxito de ambos fue rotundo y, por ello, su salida fue inevitable. “Mata ha seguido goleando”, dice sobre un delantero que “tiene 28 años” y del que “sus mejores temporadas están por llegar”. Esa seguridad sobre el éxito que puede tener el madrileño de blanquivioleta no le ofrece dudas. El de Torres, tampoco. “Cuando se le reclame, lo hará bien”. No lo duda un Jordi que asegura sobre el barcelonés que “no le asusta nada”. El penalti marrado ante el Real Jaén en un play-off de ascenso lo demuestra.

Un delantero completo
Cuestionado Jordi por cómo recuerda las temporadas de Jaime Mata en Lérida, su respuesta es clara. La memoria le dice que es “un delantero que dominaba todos los registros”. El madrileño era un delantero que “con un físico fuerte, no estaba exento de calidad”. Tanto que “fue la referencia ofensiva del club durante sus dos años” y que ahora, sigue siendo “el máximo goleador histórico del Lleida Esportiu”.

· #BienvenidoMata todo el especial sobre la llegada del madrileño al Real Valladolid ·

Un gran delantero, que anotó 32 goles en dos temporadas, y que destacaba por regalar “oxígeno” al equipo como narra detalladamente Jordi Mestres: “En un equipo dirigido por Toni Seligrat, que priorizaba el orden al ataque desbocado, Mata fue oxígeno ofensivo para el equipo”. Además, “las pocas que tenía, las metía”. Sin duda, con sus datos y esta descripción de Jordi, sumada a la de Jordi Bofill desde Montilivi, Braulio ha acertado en su incorporación para las dos próximas temporadas.

Un seguro
Si por Jaime Mata hay admiración en el entorno de los Camp d’Esports de Lérida, sobre su ex compañero en el equipo catalán, Pau Torres, hay respeto. Su posición requiere otros condicionantes que el nuevo portero pucelano consiguió en los tres años que defendió el escudo del Lleida Esportiu. Para Jordi Mestres es “uno de los porteros clásicos de Segunda B” que “dejó muy buen recuerdo”. Lo hizo por calidad del trabajo y por la cantidad ya que, como recuerdan desde Lérida, “lo jugó prácticamente todo en sus tres años en Lleida”.

· #BienvenidoPauTorres todo el especial sobre la llegada del catalán al Real Valladolid ·

El portero fue un seguro. Tanto que Jordi asegura que si los goles de Mata daban puntos, “las paradas de Torres, también”. Otorgó, además de puntos, estabilidad ya que fue “un portero con una enorme personalidad, como demuestra el penalti que tiró, y falló, en Jaén”. Este trabajo extrafutbolístico también lo valoran en Vitoria como afirma David Boyero. Tras tres años, el camino de ambos se rompió, igual que había pasado una temporada antes con Jaime Mata. Ambos terminaron sus contratos y dijeron adiós pero lo hicieron como bases en el nacimiento del Lleida y como dos estandartes de un club catalán que hace sólo unas semanas se quedó a un penalti de ser rival del Real Valladolid en Segunda división.

1988. Periodista deportivo y entrenador UEFA PRO que cree que en el fútbol todo tiene el término apropiado y un porqué obligatorio. Por ello, desde 2007 lleva entrenando equipos y escribiendo en este pequeño rincón.