La linterna de Velasco

La linterna de Ángel Velasco, desde el 20 de febrero de 2007 informando y opinando sobre el Real Valladolid

Las pilas de los fichajes | 2016

Una excelencia que no consigue sólo un portero

La estrella del nuevo proyecto del Real Valladolid parece estar en la portería. Desde Montilivi lo ven como el mejor portero de su historia y, ahora, de la categoría

Éste es el tercer proyecto de Braulio Vázquez en el Real Valladolid. El director deportivo gallego ha cometido aciertos y muchos errores en los dos anteriores. Más fallos que éxitos porque el equipo no ha conseguido salir de Segunda división. Eso sí, donde nunca ha fallado el ex del Valencia ha sido en los porteros. Si la estela de Javi Varas fue alta, Kepa Arrizabalaga la supo mantener. Así, tras dos temporadas en la que los cancerberos han sido decisivos, el Pucela ha apostado por Isaac Becerra. El portero catalán llega desde el Girona con el trofeo ‘Zamora’ bajo del brazo. Al seguro que es tal distinción se suman las palabras de Jordi Bofill desde las inmediaciones de Montilivi.

Isaac Becerra pide disculpas tras una acción realizada en Montilivi con la camiseta del Girona (LFP
Isaac Becerra pide disculpas tras una acción realizada en Montilivi con la camiseta del Girona (LFP

Excelencia
Preguntar por Isaac Becerra, el segundo fichaje del nuevo Real Valladolid, es un seguro. Todos los que le han visto jugar en las últimas dos temporadas saben de la calidad del guardián del proyecto de Paco Herrera. Se aprueba su llegada. Es más. Se envidia su fichaje por el club blanquivioleta. El portero catalán llega al estadio José Zorrilla tras dos temporadas brillantes en Montilivi. Con ese rendimiento, preguntar al entorno gerundense es sinónimo de saber que Braulio Vázquez ha acertado.

Jordi Bofill, redactor de Vavel e integrante de la Peña Jandrista, es un ejemplo más de esa opinión. Su visión se comparte por la totalidad de los aficionados del equipo catalán y ésta es brillante. Jordi, por su parte, no se corta. Todo lo que no se llena la boca al hablar de Jaime Mata lo hace con el que fue portero del Castilla. “Mi opinión no puede ser más que buena”, asegura. “Está rozando la excelencia”, sentencia. Esta impresión es así porque “llegó como un desconocido y logró hacerse con la titularidad al final de su primera temporada cuando el equipo se jugó el ascenso ante equipos como Villarreal y Almería”. Su primera oportunidad llega, según Bofill, por “el bajo rendimiento de Dani Mallo en encuentros clave”. Esa decisión de Rubi fue la luz para el portero porque “a partir de ahí, lo ha jugado todo con los demás técnicos”.

Llevando la conversación hacia sus características, Jordi destacaría “su personalidad” ya que “el compromiso mostrado aquí está fuera de toda duda”. También resalta “su agilidad” por “unos reflejos extraordinarios” y “su buen hacer en los uno contra uno”. Además de un buen jugador es un gran líder. “En los momentos decisivos ha respondido”, asegura este redactor de Vavel. En el aspecto negativo asegura “que debe mejorar en los balones aéreos pese a haber dado un paso adelante en los últimos tiempos”. En sus deberes, Jordi también apunta “el juego de pies en desplazamiento largo” que pese a ser “correcto”, en su opinión, es “mejorable”.

La temporada 2014/2015
Tras su fichaje por el Real Valladolid, diferentes seguidores y periodistas relacionados con el Girona Fútbol Club afirmaban que el club perdía “al mejor portero de su historia”. Tal calificativo es corroborado por Jordi Bofill. “Sin duda”, contesta al ser preguntado. Lo es “por los momentos vividos y por su papel fundamental dentro del once”. En este sentido, no hay que quedarse sólo con las aportaciones que han llevado al club a rozar la élite. También en los momentos menos buenos. “En su segunda temporada, en la penúltima jornada, saca una mano providencial en Ponferrada en el minuto 94 que si hubiera entrado mandaba al equipo directamente a Segunda División B”.

· #BienvenidoBecerra todo el especial sobre la llegada del catalán al Real Valladolid ·

Salvó del descenso y colaboró en la creación de un sueño. Para Jordi, y siempre bajo una sensación de enorme rendimiento, su gran temporada no fue ésta, fue la anterior. En esta última “ha alternado un rendimiento algo irregular al inicio con un final de campaña en la línea del equipo”. Pese a la matización, Jordi no esconde que su última temporada en Montilivi también ha sido buena. Muy buena. Sin esa excelencia con la que define al nuevo portero del Real Valladolid pero sí con grandes momentos.

El “mejor”
La valoración de su rendimiento es buena y su perfil es idolatrado en Montilivi. Tiene este nombre porque “creo que el Real Valladolid ficha al mejor guardameta de la categoría”. Lo hace “por formación, experiencia, calidad, carácter y un sinfín de cualidades que, con trabajo, ha elevado a su máxima potencia estos últimos años”. Uno de los puntos que más destaca Jordi Bofill sobre Becerra es su trabajo. “Es muy constante y perseverante en el esfuerzo y la intensidad con la que afronta cualquier reto”, dice. “Os daréis cuenta rápidamente de ello”, asegura.

El Pucela no necesita conocer mucho a Becerra pero él sí debe comprender al entorno blanquivioleta, muy diferente al catalán. Así lo ve Jordi. “La presión será mucho mayor al tratarse de un club histórico pese a no estar en su mejor momento”, afirma. “Todo lo contrario de lo que ocurría aquí, donde a excepción de momentos muy concretos, el Girona es una entidad que no genera todo lo extradeportivo que sí sucede en Valladolid”. Con una evolución en su carrera importante a la que se le ve preparado, Isaac Becerra llega a Valladolid convencido de sus posibilidades casi tanto como lo hace el entorno catalán con el que ha convivido las cuatro últimas temporadas.

1988. Periodista deportivo y entrenador UEFA PRO que cree que en el fútbol todo tiene el término apropiado y un porqué obligatorio. Por ello, desde 2007 lleva entrenando equipos y escribiendo en este pequeño rincón.