La linterna de Velasco

La linterna de Ángel Velasco, desde el 20 de febrero de 2007 informando y opinando sobre el Real Valladolid

Luces sobre los fichajes

Markel Etxeberría, cesión para asentar un puesto

Markel Exteberría se une a Javi Moyano para cerrar el puesto de lateral derecho

Con el fichaje de Markel Etxeberria, el Real Valladolid asienta el lateral derecho para convertirse en la primera demarcación cubierta de la plantilla 2016/2017 que liderará Paco Herrera. Considerado como una de las joyas defensivas de Lezama, el jugador vasco destaca por su calidad con el balón, capacidad ofensiva y buen golpeo de balón, mientras que es su madurez defensiva la que deja más dudas antes de emprender esta etapa que puede marcar su futuro profesional y su sueño de ser el ‘2’ de San Mamés.

Markel Etxeberría durante un entrenamiento con el Bilbao Athletic en Lezama (CanteraAthletic)
Markel Etxeberría durante un entrenamiento con el Bilbao Athletic en Lezama (CanteraAthletic)

Alternativas para Herrera
La idea de la dirección deportiva del Real Valladolid es clara respecto a la composición del lateral diestro para la próxima temporada. Un defensa veterano etiquetado como defensivo, Javi Moyano, y otro joven con proyección ofensiva, Markel Etxeberría. Uno de los problemas del equipo blanquivioleta la pasada temporada fue no tener jugadores de distinto perfil en toda la línea defensiva, que permitieran utilizar diversas variantes. Ahora, todo hace indicar que Braulio Vázquez sigue con la intención de no repetir errores y completa el lateral con dos jugadores que proporcionan a Herrera diferentes alternativas.

El ya ex jugador del Bilbao Athletic llega al estadio José Zorrilla con 21 años y cedido pero, esta vez, en un préstamo de un jugador con la experiencia de haber disputado una cifra cercana a la treintena de partidos en Segunda división. Nueva visión. A pesar de ser catalogado en Bilbao como jugador de futuro para el Athletic lo cierto es que ni Marcelo Bielsa ni Ernesto Valverde han acabado de confiar en él debido, posiblemente, a la juventud y sus lagunas defensivas. Pese a ello, la evolución del lateral  ha sido enorme a lo largo de la temporada y el Athletic no quiere frenar su progresión devolviéndole a Segunda B.

Desde las oficinas de San Mamés no quieren frenar sus opciones porque en el aspecto ofensivo Markel Etxberría no deja dudas. Es un lateral agresivo y con capacidad para recorrer la banda. Posee un buen golpeo de balón y calidad en los pies para dominar el juego. Si duda es un jugador con un futuro muy interesante que deberá confirmar de blanquivioleta durante esta próxima temporada.

Lucha por la titularidad
El futuro dictaminará sentencia pero estas alturas resulta imposible determinar quien será el lateral derecho titular de Paco Herrera. Como la mayoría de los refuerzos de la temporada pasada, Javi Moyano llegaba a última hora para reforzar la defensa y si bien es cierto que tuvo continuidad, no acabó de hacerse con el puesto de titular. No obstante, su seriedad y profesionalidad provocaron que fuera uno de los pocos jugadores nombrados por la dirección deportiva para continuar en el proyecto del Real Valladolid y cumplir, así, su contrato.

· #BienvenidoEtxeberría todo el especial sobre la llegada del vasco al Real Valladolid ·

En ese primer año Moyano demostró tener problemas con el balón en los pies y un nula capacidad ofensiva. Es cierto que defensivamente tuvo partidos correctos pero tampoco fue el cerrojo que se esperaba de él. No obstante, pienso que cualquier análisis individual visto el último año, está sesgado. La nefasta organización deportiva, las pocas ayudas tácticas en el campo y el mal ambiente hicieron de todos peores jugadores. El recuerdo no es bueno pero el poso, ilusionante. Así y ahora, la experiencia luchará contra la juventud y la seriedad defensiva de un jienense luchar contra el desparpajo ofensivo de un vasco. 

Cesiones necesarias
Mientras Moyano es propiedad blanquivioleta, Etxeberría, no. Pese a los recelos que generan las cesiones, equipos como el Real Valladolid no tienen más remedio que alimentarse de ellas. De hecho, el Pucela ha demostrado ser a lo largo de su historia un club que se aprovechaba de los préstamos de grandes equipos. Del Real Madrid, por ejemplo. Tristemente, la aparición de equipos madrileños más atractivos para los jóvenes jugadores merengues cerraron esta vía de oxígeno y acrecentaron el problema de encontrar jugadores de gran calidad a bajo coste.

Sin querer ser repetitivo, la necesidad de buscar causas al curso pasado puso el foco en los jugadores cedidos. Y esa luz se focalizó, por ejemplo, en Mario Hermoso. El problema de esta operación se encuentra en las características de los jugadores que llegan cedidos, no en la cesión como tal. Esas cualidades deben estar claras. Futuro activo del club de procedencia, cualidades innegables y profesionalidad con un alto porcentaje de realidad. En éstos rasgos se acomoda Markel Etxeberría. Es un activo importante de la cantera del Athletic y llega al Real Valladolid como último paso para convertirse definitivamente en jugador del primer equipo.

En definitiva, la mezcla de jugadores con contratos medianamente largos y cedidos es un hecho para todos los equipos de Segunda división. Acertar con la proporción es un aspecto clave para el funcionamiento del equipo porque marca a diferencia entre alabar esta figura contractual o convertirla en el centro del problema. Etxeberría marcará la nueva sensación que se tenga en Zorrilla.