La linterna de Velasco

La linterna de Ángel Velasco, desde el 20 de febrero de 2007 informando y opinando sobre el Real Valladolid

Las pilas

Un cambio en el Celta que comenzó Paco Herrera

Como en Las Palmas, Paco Herrera resucitó en Vigo a un Celta que vivía una época muy triste. Junto a él y con paciencia se forjó la base del actual equipo vigués

El actual Celta de Vigo vive un momento brillante. De la mano de Eduardo Berizzo, los gallegos han llegado a competición europea. Un premio merecido y que demuestra el buen trabajo del equipo gallego, una dedicación constante y que ha tenido una evolución progresiva. El éxito de llegar a Europa League no es flor de un día. Es el premio al cambio que el equipo comenzó a forjar cuando en el 2010 llegó Paco Herrera a Balaídos. Con el técnico catalán, los vigueses cambiaron su mentalidad. Vieron Primera como un objetivo real y el sufrimiento por no descender a Segunda B o pelear por mantener al categoría como una larga pesadilla del pasado. De igual forma que se espera en Pucela, Paco Herrera forjó una nueva historia en Vigo y, sobre todo, hizo olvidar la anterior.

Paco Herrera habla con sus ayudantes tras un entrenamiento en su época del Celta de Vigo (Marca)
Paco Herrera habla con sus ayudantes tras un entrenamiento en su época del Celta de Vigo (Marca)

Metamorfosis
Era el verano del año 2010 y el Celta de Vigo presentaba a Paco Herrera como el nuevo entrenador vigués. En aquel momento todo parecía mal en el seno de Balaídos. Nada gustaba. Era una situación similar a la del Real Valladolid actualmente. El pasado más reciente lastraba todas las decisiones del club. Después de vivir dos temporadas peleando por no bajar a Segunda división B, Eusebio Sacristán decía adiós a Vigo y la ciudad daba la bienvenida al nuevo entrenador del Real Valladolid.

[quote style=»3″] Es un entrenador que sabe transformar a un equipo para que pueda pelear por el ascenso.
Javier Encisa (@esejes), desde Vigo, habla sobre el estilo de entrenador que es Paco Herrera.[/quote]

Tal decisión cambiaría la historia del Celta de Vigo y comenzó a forjar lo que es actualmente el proyecto de Eduardo Berizzo. El preparador argentino adquirió una base de jugadores trabajada e iniciada por el entrenador catalán. Ya no sólo cambió la plantilla sino, también, la mentalidad del club y del entorno. “Es un tipo que caló muy bien en Vigo desde el principio”, afirma Gustavo Agulla, de ElFutbolesCeleste.com. Se impregnó en el entorno porque supo transmitir el cambio que necesita el equipo. “Con él pasamos de ser un equipo de permanencia en Segunda, a ser uno que en su primera temporada perdió el play-off en los penaltis pero que a la segunda, subimos”. Este cambio de objetivos que afirma Javier Encisa, colaborador en diferentes medios vigueses y creador de GradaCeleste, demuestra cómo de importante es el catalán en la historia del Celta.

Para estos dos grandes seguidores del Celta, Paco Herrera tiene mucho peso en su historia reciente. “Es un entrenador que sabe transformar un equipo para que pueda pelear por el ascenso”, afirma Javier mientras Gustavo cree que “Paco tiene un mensaje claro, directo y mucha cercanía con los aficionados” que le diferenciaba de todos los entrenadores anteriores que había tenido el Celta. El nuevo entrenador blanquivioleta cambió la historia del equipo vigués en sus dos años y medio en Vigo. Con esa misma fórmula se espera que ahora haga lo mismo con la del Real Valladolid aunque se sabe que fácil no va a ser. Ya no lo fue en Balaídos.

Los nervios de Paco
Hablando del Paco Herrera futbolístico, Gustavo Agulla se explaya con tranquilidad. Quiere ir más allá. Para él “es un entrenador que no se ancla a un dibujo ni a un estilo definido”, asegura. “Es muy adaptable, para lo bueno y para lo malo”, afirma. Como muchos entrenadores, y como ya afirman desde Las Palmas, a Paco le traicionan mucho sus nervios en la toma de decisiones.

· #BienvenidoPacoHerrera, todo el especial sobre la llegada del catalán al Real Valladolid ·

Ve el fútbol con mucha claridad pero, a veces, los nervios por los resultados le nublan la vista y la percepción. Pese a todo el buen trabajo que hizo Paco Herrera en el Celta “cuando vino la mala racha de más de 10 partidos sin ganar empezó a cambiar todo”, narra Gustavo. Perdió el Norte. “Movió el banquillo y cambió otra vez el dibujo”, asegura. Se perdió entre la búsqueda de soluciones hasta el punto de lo él narra. “Una vez un jugador del Celta me dijo que Paco se pone muy nervioso cuando las cosas no salen”. Para Gustavo, tras más de dos temporadas en Vigo, ésta “es una buena definición” para el nuevo entrenador del Real Valladolid. Pese a su trabajo, dedicación e implicación, el catalán sabe que todos su trabajo está supeditado a ganar el fin de semana.

Triste y necesaria salida
Toda bonita historia tiene su final y el de Paco Herrera llegó, como en Las Palmas, tras perder en Getafe. Javier y Gustavo, pese a la admiración por el catalán, la vieron como justa. El equipo no daba para más con él. “Sinceramente creo que fue necesario”, afirma Gustavo. Tal calificativo lo hace suyo Javier Encisa. Pese a que asegura que “me dio pena” cree que “cuando un equipo mantiene una racha negativa demasiado tiempo, es normal intentar cambiar algo y buscar un revulsivo”.

[quote style=»3″] Un jugador del Celta me dijo que Paco se pone muy nervioso cuando las cosas no salen.
Gustavo Agulla (@GusAgulla), desde ElFutbolesCeleste.com, define cómo ve a Paco Herrera.[/quote]

Ese cambio fue Abel Resino y el objetivo la salvación que se consiguió gracias a una victoria (0-2) en el estadio José Zorrilla en la penúltima jornada liguera. Antes de todo aquello la imagen del equipo de Paco Herrera en sus últimos días “era muy mala”. Además, unas declaraciones suyas en la rueda de prensa aquel día “fueron la viva demostración de cómo había perdido completamente el vestuario”, como narra Gustavo ya que “se sabía destituido”. Tras dos años y medio en Vigo, Herrera dejó Balaídos con el equipo en zona de descenso pero con un gran trabajo detrás. Forjado el inicio del actual Celta de Vigo, en Balaídos se reconoce la dedicación del nuevo entrenador del Real Valladolid y se le valora como una buena opción para el proyecto blanquivioleta.

1988. Periodista deportivo y entrenador UEFA PRO que cree que en el fútbol todo tiene el término apropiado y un porqué obligatorio. Por ello, desde 2007 lleva entrenando equipos y escribiendo en este pequeño rincón.