La linterna de Velasco

La linterna de Ángel Velasco, desde el 20 de febrero de 2007 informando y opinando sobre el Real Valladolid

Opiniones pucelanas

Otro sistema perfecto para este Real Valladolid

Asentado el nueva sistema, Miguel Ángel Portugal puede dar un giro más para dar entrada a los jugadores que tiene y minimizar la plaga de lesiones que está sufriendo

El Real Valladolid ha encontrado un estilo, un sistema de juego muy definido que puede tener lagunas ante rivales que sepan cómo defenderlo. El Pucela debe ir a más utilizando las armas que tiene con un equipo plagado de bajas •

Parece que Miguel Ángel Portugal ha dado con el estilo que necesita este Real Valladolid. Tras el mercado de fichajes y las llegadas de Vincenzo Rennella y Roger Martí, el Pucela ha adoptado un sistema con dos delanteros y dos extremos muy fuertes e incisivos por banda. El Real Valladolid necesita metros, espacios y velocidad. Sin estos tres condicionantes, la propuesta se rompe. El equipo blanquivioleta no llegará con fuerza y los rivales le tendrán tomada la medida. Actualmente, con la plaga de bajas que sufre el equipo, Portugal tiene que buscar cómo adoptar a su equipo a otro sistema de juego perfecto. Dominar el centro del campo debe ser una obligación para un Real Valladolid que no se puede basar sólo en una idea. Ha llegado el momento decisivo de la temporada y tiene que confirmarlo con la velocidad de los últimos partidos pero, también, con el dominio del balón.

Miguel Ángel Portugal da instrucciones a sus jugadores en la victoria cosechada en San Mamés (RealValladolid.es)
Miguel Ángel Portugal da instrucciones a sus jugadores en la victoria cosechada en San Mamés (RealValladolid.es)

Dos opciones obligatorias
Ayer martes, cuando entraba en la tertulia de ‘Directo Marca Valladolid’ comentaba que el Real Valladolid, además de ganar, debe saber cómo hacerlo. Decía Paco Jémez que un equipo tiene la obligación de “saber cuánto quiere dar para ganar y qué necesita para ganar”. Es cierto que el Real Valladolid necesita imperiosamente sumar victorias. pero, también, debe saber cómo hacerlo. No hablo de ganar haciendo un juego muy estético y ‘moderno’ ni buscando una elaboración excesiva. Este Pucela tiene que ganar pero para ello no sólo vale con la intención. La táctica, el rival y las circunstancias del propio Pucela mandan.

Con Roger, un tirano de los espacios, como referencia y con Johan Mojica y Juan Villar en los costados, el Real Valladolid tiene que buscar huecos y la espalda de los rivales. Con ellos, el Pucela es feliz pero hay que pensar qué pasa si esos espacios y rupturas no llegan. El equipo tiene que estar preparado ante un estilo encerrado del rival. Contra una propuesta cerrada, el Pucela sufrirá y en Anduva, Carlos Terrazas espera con ganas.

La temporada pasada el Mirandés fue, sin duda, uno de los conjuntos que mejor supo contrarrestar la velocidad de Johan Mojica. Los jugadores salieron al terreno de juego con la lección aprendida. Sabían cómo defender al colombiano de igual forma que actuarán el domingo conociendo que no deben dejar espacios al Pucela. Encerrados, ordenados y seguros, los de Terrazas no dejaran cabos sueltos a su plan. Para evitar un fallo que suponga ver al equipo blanquivioleta bloqueado, el Pucela tiene que diseñar un sistema perfecto para sus jugadores y sus bajas. Otro esquema. Una nueva variante.

El llamado 1433
No me gustan mucho los números para definir un sistema de juego. Considero que es una forma de engañar y vender aspectos pocos realistas. ¿Qué diferencias existen entre el llamado 1523 y un 1343? Futbolísticamente, puede que ninguna. Exteriormente y de cara al entorno, muchas. Esos números te llevan a ser “amante del fútbol de ataque” o “un entrenador defensivo”. Cuestión de fútbol, amores y fobias. Las mismas que llevan a ver que si Jose Mourinho se queja de los horarios es un “llorón” pero que si lo hace Simeone es un “genio”. Lo dicho, cuestión de gustos, amores y fobias. O no.

Por todo ello, el Real Valladolid debe trabajar la opción de jugar con tres jugadores en el centro del campo. Ahora mismo, Portugal tiene dos centrocampistas puros sanos: Pedro Tiba y Borja Fernández. Viendo que Anuar Tuhami no cuenta en exceso, es un peligro que el Pucela dependa de sus únicos activos en esa zona. Por ello, reforzar a un jugador anclado por delante de la línea de cuatro defensas puede generar estabilidad y dominio del balón.

Este equipo quiere transiciones ofensivas. Las necesita para potenciar la velocidad de sus jugadores más ofensivos pero no quiere correr hacia su portería. En un supuesto repliegue, el equipo tiene mucho que perder. Reforzando el centro del campo, no tanto. Retrasar unos metros la posición de Rennella y dejarlo como segundo punta para que ayude a la salida de balón, potenciará este otro “sistema perfecto”. El Real Valladolid reforzaría así la fuerza de su juego y la parcela más importante del campo.

El equipo puede salir agresivo al partido. Debe entrar en el juego con intención de conseguir ocasiones pero el devenir del encuentro, puede jugar en su contra. La búsqueda de espacios también crea la pérdida de la espalda y el Real Valladolid no tiene mucho margen de error. Pese a que en Anduva tiene mucho más que ganar que perder, Miguel Ángel Portugal debe engrasar a su equipo para las siguientes 12 jornadas. El final se acerca y el Real Valladolid no puede ser previsible. Con esta plantilla y esta inercia, el Pucela debe apostar todo por ganar. Éste es el objetivo principal pero en él hay que dar alternativas al equipo y problemas al rival.

𝟭𝟵𝟴𝟴. 𝘗𝘦𝘳𝘪𝘰𝘥𝘪𝘴𝘵𝘢 𝘥𝘦𝘱𝘰𝘳𝘵𝘪𝘷𝘰 𝘺 𝘦𝘯𝘵𝘳𝘦𝘯𝘢𝘥𝘰𝘳 𝘜𝘌𝘍𝘈 𝘗𝘙𝘖. Creo que en el fútbol todo tiene el término apropiado y un porqué obligatorio. Por ello, desde 2007 llevo entrenando equipos y escribiendo sobre cómo entiendo este deporte