La linterna de Velasco

La linterna de Ángel Velasco, desde el 20 de febrero de 2007 informando y opinando sobre el Real Valladolid

Reflexiones de fútbol

La infravalorada pero vital relevancia de un lateral

Miguel Ángel Portugal posee cuatro laterales de perfiles muy diferentes

“Portugal consideró mejo traer un lateral que pudiera jugar de central». Así explicó Braulio el mercado de fichajes y por qué el equipo no había firmado un defensa central, la supuesta prioridad del equipo. El técnico burgalés quería un compañero para Mario Hermoso y así potenciar un puesto infravalorado en el fútbol pero que ofrece grandes posibilidades ofensivas. Un lateral, del perfil que sea, es el jugador más importante a la hora de atacar. Es más importante, no más resolutivo. Obviamente, todo jugador de última línea tiene más relevancia en el juego de ataque pero un lateral, aquel futbolista que no se puede marcar al hombre y que tiene mayor distancia para atacar la zona y hacer superioridades, es determinante. Portugal lo sabía y quería un acompañante para Hermoso que pudiera complementarle. Sabiendo que un lateral tiene que ser ofensivo pero, sobre todo, no perder el puesto ni generar espacios para el rival, el Real Valladolid tiene una defensa con cuatro laterales tras la llegada de Nikos Karampelas. Diferentes perfiles para sumar un ataque exterior potente y aumentar la seguridad y el equilibrio.

Nikos Karampelas en su presentación blanquivioleta junto a Braulio Vázquez (RealValladolid.es | Andrés Domingo)
Nikos Karampelas en su presentación blanquivioleta junto a Braulio Vázquez (RealValladolid.es | Andrés Domingo)

Estabilidad en el perfil zurdo
Mario Hermoso es un gran jugador que está firmando una temporada por encima de lo esperado. Un jugador procedente de Tercera división y sin bagaje profesional se ha asentado en un equipo exigente en su entorno. Cuando no ha estado sobre el césped, el Pucela no ha visto mejorado el rendimiento en esa zona y su crecimiento durante la temporada es indudable. Eso sí, su juventud y su exceso de celo competitivo puede jugar una mala pasada al Real Valladolid en el tramo decisivo de la temporada.

Miguel Ángel Portugal, conocedor de la actitud y personalidad estos perfiles tan jóvenes de jugadores, quiso reforzar la demarcación y, a la vez, cuidar al madrileño. Ha querido quitarle peso de la mochila. Ahora que el equipo parece haber arrancado y que el objetivo marcado está más cerca que nunca, Nikos debe hacerle coberturas. Debe ayudar al ‘36’ a formar el lateral perfecto en el costado zurdo.

Griego y madrileño deben trabajar para firmar la pareja que han conseguido crear Moyano y Chica. Portugal ya tiene activos a los dos laterales derechos y el cuerpo técnico puede elegir entre ellos en relación al planteamiento y sabiendo que ninguna bajará el nivel del otro. En las próximas semanas, cuando el Real Valladolid necesite crear superioridad en banda y muchos centros al área, tendrá a Mario Hermoso dispuesto para agarrar el carril del ‘3’. Cuando, por el contrario, se necesite más estabilidad y contención, Nikos hará su aparición. Con uno o con otro, Portugal será feliz. Con un perfil podrá dar un salto al campo rival. Con el otro, reclutar al equipo y aportar estabilidad. En la lectura que el cuerpo técnico haga de los partidos estará al éxito de las dos opciones que le han regalado a Portugal en un mercado de invierno muy satisfactorio para el Real Valladolid.

La necesidad de ser trascendente
Un lateral parece ser un jugador secundario en el juego de un equipo y no es así. En muchas ocasiones es una salida de balón novedosa para el equipo, como la ejerce Marcelo en el Real Madrid o Dani Alves en el Fútbol Club Barcelona. Es un perfil necesario y vital para dar profundidad al equipo. Ampliar la anchura del campo nunca sobra en el fútbol y un lateral lo ejercerá porque siempre es trascendente en el juego de su equipo.

Su presencia por fuera, aporta opciones de llegar a los últimos metros, generar superioridades y aportar novedades al equipo. Un lateral es vital en el juego defensivo del equipo y muy importante en el ofensivo. Todo lo que genere con balón, ayuda y todo lo que cree supera las expectativas y dificulta las opciones del rival en defender. Ante ello y desde este mercado de invierno, el Real Valladolid tiene más alternativas. Son opciones diferentes y variadas en los dos puestos que más deben sorprender el rival.

A un delantero se le puede cubrir con cierta facilidad, a un extremo con menos por su movilidad y, por último, a un lateral es muchísimo más complicado retenerlo cuando llega a la zona de peligro. Se presencia en ella es para definir o asistir. Portugal lo sabe y, por ello, ha reforzado un puesto en el que sólo había un jugador específico. En el puesto de central sabía que tenía tres opciones y que ahora, con los fichajes, tiene hasta seis opciones para cubrir dos puestos. en definitiva, un mercado muy aprovechado por Braulio Vázquez.

1988. Periodista deportivo y entrenador UEFA PRO que cree que en el fútbol todo tiene el término apropiado y un porqué obligatorio. Por ello, desde 2007 lleva entrenando equipos y escribiendo en este pequeño rincón.