La linterna de Velasco

La linterna de Ángel Velasco, desde el 20 de febrero de 2007 informando y opinando sobre el Real Valladolid

Mercado de fichajes 2015

Una montaña rusa que Braulio ve muy necesaria

Johan Mojica prolonga su cesión con el Real Valladolid una temporada más. El colombiano llegó con dudas pero terminó siendo vital y trascendental para Rubi

• El colombiano prolonga su unión tras una reconversión táctica y participar en 14 goles •

Braulio Vázquez quería calidad diferencial en la banda izquierda. El director deportivo blanquivioleta buscaba un salto en la planificación del equipo con un jugador de rendimiento inmediato. Dicha exigencia es cumplida en toda su extensión por Johan Mojica, futbolista que regresa al estadio José Zorrilla para vivir su segunda temporada de cesión. Sin necesidad de aclimatación por el conocimiento de la casa y del vestuario, este veloz futbolista colombiano aportará sus cualidades a un equipo con el que hace sólo unos meses anotó siete goles y proporcionó siete asistencias, otorgando al equipo de Rubi 12 puntos en la clasificación.

Johan Mojica celebrando el gol al Girona (RV.es)
Johan Mojica celebrando el gol al Girona

Capa de lo mejor y de lo peor
Johan Mojica no necesita una gran presentación. Es bien conocido por todo el entorno blanquivioleta que sabe que este jugador “de banda”, como lo califica Braulio Vázquez, puede llevarte a la gloria como a la desesperación. Es capaz de liderar un partido como de no completar una buena acción. En ambos sentidos, el jugador no se arruga y no se esconde. Ya puede estar acertado o negado con el balón, que Mojica siempre lo intentará. Esconderse, no pedir el balón, no romper y no dar profundidad no va con él. Él siempre quiere ser protagonista y un fallo no le hace bajar los brazos.

En el terreno de juego, es una auténtica montaña rusa. Capaz de estar en los más alto del encuentro y dirigir todos los movimientos del Real Valladolid pero, también, capaz de ser un incordio cuando no está acertado. Preso de esa intención de ser siempre protagonista, Mojica no encuentra en todas las ocasiones el éxito. Su velocidad puede ser defendida, contrarrestada o minada y, ahí, empiezan sus problemas.

Sin el mayor punto de su juego, Mojica carece de ese gen diferencial que sí demostró en muchos momentos de la pasada temporada. Durante varios meses, el futbolista propiedad del Rayo Vallecano, fue el timón del Real Valladolid de Rubi. Inclinando el terreno de juego hacia el costado izquierdo, el Pucela vivió uno de sus mejores momentos de la temporada. Sin Roger Martí lesionado y con Óscar Díaz negado de cara a gol, Mojica asumió galones, como le gusta a él, y supo marcar diferencias en una categoría que parecía que se le quedaba pequeña.

«La reconversión blanquivioleta de Johan Mojica», su cambio en Valladolid •

No Mojica, no play-off
Las estadísticas en el fútbol son un arma de doble filo. Pueden ser interpretadas de muchas formas. La realidad es que los números son muy manipulables pero, en muchas ocasiones, deben ser analizados en todo su fundamento. Partiendo de esta idea, Johan Mojica y sus acciones determinantes de la temporada pasada sirvieron para que el Real Valladolid obtuviera 12 puntos. Con sus siete goles y siete asistencias, el nuevo jugador blanquivioleta firmó las victorias ante el Albacete en el Carlos Belmonte y ante el Deportivo Alavés en el estadio José Zorrilla.

«Johan Mojica, potente velocidad para crear fútbol», su perfil futbolístico •

A esos seis puntos, hay que añadir la importancia de sus goles en las victorias locales ante Girona y Recreativo de Huelva y la conseguida en el mes de octubre en Soria. En su primer duelo de titular como extremo izquierdo una asistencia suya fue primordial para el tanto de la victoria que firmó Zakarya Bergdich. Desde el primer momento de la temporada pasada se pudo ver que Mojica tenía potencial. Tiene detalles futbolísticos únicos en el vestuario y en la categoría. Es cierto que debe pulir algunos detalles de su juego que le penalizan en exceso pero a nivel global, el Pucela apuesta por una montaña rusa ganadora. Un futbolista de desniveles que suele aportar más en los puntos altos que restar en los débiles.

1988. Periodista deportivo y entrenador UEFA PRO que cree que en el fútbol todo tiene el término apropiado y un porqué obligatorio. Por ello, desde 2007 lleva entrenando equipos y escribiendo en este pequeño rincón.