La linterna de Velasco

La linterna de Ángel Velasco, desde el 20 de febrero de 2007 informando y opinando sobre el Real Valladolid

Iluminaciones

La oportunidad que destrozó su moral goleadora

La lesión de Roger Martí en Gijón supuso una oportunidad única para Óscar Díaz. Tristemente, esta gran opción supuso el peor momento del nuevo jugador numantino

• El nuevo jugador del Numancia de Jagoba Arrasate ha firmado de blanquivioleta dos goles en 1.564 minutos.
• Tras la lesión de Roger Martí, cuando adquirió la responsabilidad de ‘9’, le costó 547 minutos anotar un tanto.
• La llegada de Pereria y Túlio, más la recuperación de Roger, le dejaron en un papel secundario al final de año.

Hablar de lo que supuso para el Real Valladolid de Rubi el 28 de septiembre o, lo que es lo mismo, la visita pucelana a El Molinón es fácil. En el minuto 31 de aquel encuentro ante los asturianos, Roger Martí caía lesionado de gravedad. Un choque fortuito con Lora dejaba al ariete valenciano fuera de los terrenos de juego durante más de seis meses. La rotura del ligamento cruzado anterior lastraba el proyecto pucelano que, desde entonces, se basaría en Óscar Díaz como único delantero centro el equipo. En aquel instante, Rubi buscaba encontrar en el nuevo jugador el Numancia aquel gran goleador del Club Deportivo Lugo que dos años antes de llegar al estadio José Zorrilla había anotado 15 goles. Tristemente, ese potencial no apareció y el futbolista vivió un tormento en lo que parecía su gran oportunidad en el Real Valladolid.

Los datos de juego y goleadores de Óscar Díaz tras la lesión de Roger Martí en el pasado mes de septiembre

De suplente a titularísimo
Hasta la lesión de Roger en Gijón, Óscar Díaz era el suplente del ex ‘9’ pucelano. El futbolista madrileño vivía a la sombre del delantero o como alternativa en los costados del equipo. El nuevo jugador del Numancia no tenía un puesto fijo como si obtendría tras dicha lesión. Pasando a esa posición de máxima referencia ofensiva en el preciso instante de la lesión, Óscar Díaz vivió unas semanas como un futbolista vital para Rubi. “Óscar Díaz y diez más”, se imaginaba cuando se hacían las quinielas de los onces. Durante ocho semanas, el cuerpo técnico cuidaba y mimaba al futbolista. Lo querían en las mejores condiciones.

«Un goleador polivalente que no encontró su hueco», su perfil de despedida •

Por desgracia y pese a que Rubi durante ese tiempo miraba mucho por el jugador madrileño, el éxito del gol no llegó. Ni en liga ni en Copa. El bagaje del futbolista fue de un solo gol en todo ese tiempo. El tanto anotado a la Unión Deportiva Las Palmas en la jornada 14 fue el bagaje en el tiempo en el que el nuevo numantino era el ‘9’ titular del Real Valladolid. El rendimiento fue tan pobre que Braulio rastreó más aún el mercado de fichajes de lo que ya lo estaba haciendo desde la lesión de Roger Martí.

La llegada de Jonathan Pereira
En banda, con un rol secundario o como único delantero del equipo, la realidad es que Óscar Díaz llegó al pasado mes de enero con solamente dos goles en su zurrón. La cifra, muy pobre, obligó a la rápida incorporación de Jonathan Pereira y, después, de Túlio de Melo. Con estos dos delanteros en el equipo, el ‘7’ blanquivioleta era una opción muy secundaria.

Con el gallego y el brasileño en el vestuario, la sensación era que la oportunidad de Óscar Díaz había pasado. En ese tiempo en el que Roger Martí se lesionó, Braulio Vázquez buscó un sustituto, Guyon Fernández estuvo a prueba, Jeffren Suárez trabajaba como el llamado falso delantero centro, Óscar Díaz tuvo la opción de demostrar ese alma goleador que posee. Ese instinto anotador que se vio en Lugo tuvo la oportunidad de explotar en el Real Valladolid pero, por diferentes motivos no saltó. Ahora, Óscar Díaz y esa cualidad no mostrada en Pucela se marchan hasta Soria. Allí, con un cóctel más propicio, el canterano del Alcorcón demostrará que es mucho más jugador de lo que lo ha podido demostrar en Valladolid.

𝟭𝟵𝟴𝟴. 𝘗𝘦𝘳𝘪𝘰𝘥𝘪𝘴𝘵𝘢 𝘥𝘦𝘱𝘰𝘳𝘵𝘪𝘷𝘰 𝘺 𝘦𝘯𝘵𝘳𝘦𝘯𝘢𝘥𝘰𝘳 𝘜𝘌𝘍𝘈 𝘗𝘙𝘖. Creo que en el fútbol todo tiene el término apropiado y un porqué obligatorio. Por ello, desde 2007 llevo entrenando equipos y escribiendo sobre cómo entiendo este deporte