La linterna de Velasco

La linterna de Ángel Velasco, desde el 20 de febrero de 2007 informando y opinando sobre el Real Valladolid

El personaje de la jornada 2014/2015

Jesús Rueda cumple en su función de «músculo»

Jesús Rueda que ejercía como centrocampista cumple con el objetivo que Rubi confesaba que le había encomendado. Funciones defensivas y un marcaje especial

JESÚS RUEDA es el personaje destacado del partido ante la Unión Deportiva Las Palmas

¿Por qué es Jesús Rueda el personaje del partido ante la Unión Deportiva Las Palmas?

• El nombre destacado del planteamiento de Las Palmas era Jesús Rueda, que iniciaba como centrocampista.
• El capitán pucelano firmaba un partido muy destacado en las funciones defensivas que Rubi le había definido.
• Con esta actuación, Jesús Rueda recupera mucho del peso que había perdido con sus últimas participaciones.

«Un empate con fortaleza para asumir el play-off» | Crónica del empate en Las Palmas

Jesús Rueda en un partido reciente
Jesús Rueda en un partido reciente en Zorrilla

Conociendo el once que Rubi disponía para el partido ante Las Palmas, destacaba un nombre: Jesús Rueda. El extremeño volvía al once titular pero no lo hacía en el eje de la defensa. El ‘6’ blanquivioleta era de la partida en el centro del campo. Sus funciones las explicaba Rubi en los micrófonos de Canal Plus poco antes del inicio del encuentro. El técnico catalán aseguraba que la entrada del central tenía unas funciones defensivas, de “músculo” y de marcaje especial sobre el ataque canario. El nombre de Culio se escuchaba de boca del preparador catalán para justificar la sorprendente decisión de dejar a dos centrocampistas en el banquillo y dar entrada a un central reconvirtiendo sus posición.

La decisión, muy sorprendente, descolocaba al entorno blanquivioleta pero, con el paso de los minutos, se comenzaría a ver que el futbolista tenía muy claros sus objetivos y obligaciones. Liberando de funciones defensivas a David Timor, el extremeño daba todo el equilibrio al juego del Real Valladolid. Nunca pedía el sitio y siempre se encontraba por delante de la defensa. Él, junto a Marc Valiente y Samuel Llorca formaban, un trío defensivo de mucha seguridad. Araujo estaba bien sujeto y los costados ofensivos de Las Palmas quedaban cubiertos ante un posible contragolpe. La posición de Jesús Rueda ayudaba a que los centrales pudieron realizar coberturas sobre las bandas.

El éxito del planteamiento hay que valorarlo por el trabajo defensivo. En el juego de ataque, Rueda estuvo poco participativo. Casi no pisó el área rival ni sus inmediaciones. Sus objetivos defensivos le dejaban fuera de toda posibilidad ofensiva. Pese a ello, el ‘6’ consiguió encontrar hueco para crear un disparo a puerta. Su intento muy alejado definía su partido de cara a la puerta de Casto. Por el contrario, su trabajo defensivo y de contención dejaban el planteamiento de Rubi con una buena nota.

Estadísticas de una victoria
El aprobado sobre esta propuesta era alto porque Jesús Rueda había dotado al equipo de ese “músculo” que solicitaba Rubi y porque las estadísticas de su partido son excelentes. Entre sus datos y los de los rivales, Jesús Rueda aprueba el examen. El capitán blanquivioleta sólo cometió tres faltas en los 90 minutos de juego. Todas ellas fueron realizadas lejos de las inmediaciones del área. Con el balón, su partido fue brillante. Sólo marró el 22% de los pases. De 32 pases, 25 fueron buenos y sólo siete malos.

El éxito de asegurar el balón y no posibilitar acciones de contragolpe habla de un buen partido de Jesús Rueda. David Timor, su compañero, no pudo asegurarlo tanto y dobló al capitán en pases errados. En el otro fútbol, aquel de “músculo” y trabajo sin balón. Jesús Rueda brilló mucho más o, al menos, eso aseguran las estadísticas. Culio, el futbolista que Rubi le marcaba como el suyo, no estuvo acertado en el partido. Sólo un disparo a puerta y siempre muy alejado del área o de una zona de peligro. De esta forma, el Real Valladolid conseguía realizar un partido serio y seguro del que debe salir fortalecido para afrontar una realidad exitosa, el play-off de ascenso.

𝟭𝟵𝟴𝟴. 𝘗𝘦𝘳𝘪𝘰𝘥𝘪𝘴𝘵𝘢 𝘥𝘦𝘱𝘰𝘳𝘵𝘪𝘷𝘰 𝘺 𝘦𝘯𝘵𝘳𝘦𝘯𝘢𝘥𝘰𝘳 𝘜𝘌𝘍𝘈 𝘗𝘙𝘖. Creo que en el fútbol todo tiene el término apropiado y un porqué obligatorio. Por ello, desde 2007 llevo entrenando equipos y escribiendo sobre cómo entiendo este deporte