La linterna de Velasco

La linterna de Ángel Velasco, desde el 20 de febrero de 2007 informando y opinando sobre el Real Valladolid

Desde la grada de Zorrilla

Valladolid disfruta de un solvente líder en solitario

Séptimo triunfo liguero, esta vez ante uno de los gallitos de la competición que permite a los chicos de Rubi comandar la tabla clasificatoria en solitario

«El Pucela firma un liderato de calidad y fiabilidad» | Crónica de la victoria ante el Girona

Fin de semana de Halloween en la que los fantasmas de colocarse en lo más alto de la Liga Adelante volvían a relucir como en pasadas jornadas. En otras ocasiones, el vértigo o cualquier otro factor, impedían al conjunto pucelano dar un golpe encima de la mesa y los empates eran los resultados más repetidos ante escuadras punteras. Este pasado domingo, con la guadaña en la mano, aterrizaba el Girona. El plantel catalán, con la vitola de líder, dejaba mucho que desear en el estadio José Zorrilla. El “truco o trato” se lo hacía un Real Valladolid firme en sus principios de posesión del esférico y con bastantes y muy buenos minutos de juego. Al final se acababa pidiendo la hora, como es costumbre, pero con pena máxima errada incluida, dos buenos goles de Johan Mojica y Jeffren Suárez aupaban al conjunto pucelano al primer cajón del pódium. Un gol en las postrimerías del partido, tras un fallo de Javi Varas, ponía algo de aliciente a un partido bueno del Real Valladolid.

Lluis Sastre en un entrenamiento (RV.es)
Lluis Sastre en un entrenamiento

Lluís Sastre, gregario de lujo
Pocos minutos son los que ha jugado el mallorquín a lo largo de estas primeras once jornadas. Cuando los encuentros se ponían tensos, Joan Francesc Ferrer ‘Rubi’, miraba al banquillo y la solución ofrecida para apagar esos fuegos siempre llevaba la firma de Lluís Sastre. Soria o Albacete, entre otros lugares, pueden dar buena cuenta de ello. En los onces iniciales nunca suele aparecer pero cuando la victoria peligra para los blanquivioletas, cual ciclista que desciende del pelotón para recoger bidones de agua y entregárselos a sus compañeros, Sastre sale a escena para achicar y retomar el control de los partidos.

Sin embargo y por sorpresa, ante el Girona, Lluís Sastre era titular. Regresa a un once inicial nueve jornadas después. Tal vez por los carrileros catalanes o por propia iniciativa del mister catalán, Lluís asombraba a propios y a extraños con su incursión en el once. Con los nervios en la caseta, los noventa minutos del mallorquín fueron excelentes. Compenetrado de forma maravillosa con André Leão, cayendo a bandas para ayudar a los laterales, realizando pases fáciles… la actuación de Sastre merece un reconocimiento. Jugador en la sombra que siempre está dispuesto a todo.

Rubi, diamante en bruto pucelano
Pocos partidos han sido necesarios para que desde la grada de Zorrilla se vea al entrenador catalán como un referente en este equipo. La plantilla está muy trabajada tanto defensiva como ofensivamente y el estudio de cada rival se realiza con lupa. Ha conseguido que los jugadores salgan a por el partido desde el minuto uno y la seña de identidad de este Real Valladolid sea el tener el balón.

La mejor prueba de todo estos detalles lo encontraba la parroquia pucelana este fin de semana. El equipo madura y madura los encuentros hasta que el gol llega, siempre con una gran aportación defensiva de todos y empezando por la presión del punta. Con la victoria en el bolsillo, los cambios tácticos provocan que el equipo no se venga abajo ni recule en exceso. El triple pivote con André Leão, Lluís Sastre y David Timor es un claro ejemplo de saber leer los partidos en pleno directo.

¿La defensa flaquea?
Después del triunfo en Albacete con tres goles en contra, se ponía en entredicho esa gran capacidad defensiva que había llevado al equipo a ser el plantel menos goleado de la categoría. Nueve goles en contra, con el del Juncá para los pupilos de Machín, colocan a la escuadra que preside Carlos Suárez en la segunda posición empatados con el propio Girona FC y la Las Palmas por detrás del Sporting de Gijón que cuenta con uno menos.

La baja de Marc Valiente ha sido suplida por Samuel Llorca, que lo está haciendo de una manera más que aceptable. Algún fallo defensivo, propio de la tensión de una categoría muy igualada que no tiene que dar por tierra todo lo trabajado hasta ahora tanto en los entrenamientos semanales como el la propia competición.

«Desde la grada de Zorrilla», por Enrique Álvarez Herrero (@EnriqueAH10)
𝟭𝟵𝟴𝟴. 𝘗𝘦𝘳𝘪𝘰𝘥𝘪𝘴𝘵𝘢 𝘥𝘦𝘱𝘰𝘳𝘵𝘪𝘷𝘰 𝘺 𝘦𝘯𝘵𝘳𝘦𝘯𝘢𝘥𝘰𝘳 𝘜𝘌𝘍𝘈 𝘗𝘙𝘖. Creo que en el fútbol todo tiene el término apropiado y un porqué obligatorio. Por ello, desde 2007 llevo entrenando equipos y escribiendo sobre cómo entiendo este deporte