La linterna de Velasco

La linterna de Ángel Velasco, desde el 20 de febrero de 2007 informando y opinando sobre el Real Valladolid

El personaje de la jornada 2014/2015

Álvaro Rubio y la esencia que nunca se pierde

Álvaro Rubio demuestra en la que fue su casa que la calidad no se pierde. El capitán blanquivioleta demuestra estar capacitado para seguir rindiendo como hasta la fecha

ÁLVARO RUBIO es el personaje destacado del partido ante el Albacete, en la décima jornada de la temporada

¿Por qué es Álvaro Rubio el personaje del partido ante el Albacete?

• Álvaro Rubio disfrutaba de la titularidad en uno de los partidos más especiales para él: el regreso a Albacete.
• El riojano regresaba al once titular tras cinco partidos sin hacerlo y completaba el partido tras siete duelos.
• El capitán demostró por enésima vez que sigue estando capacitado para cumplir con el rol que se le designe.

«Una sufrida victoria en Albacete para asentarse» | Crónica de la victoria en el Belmonte

Álvaro Rubio en la pretemporada (RV.es)
Álvaro Rubio durante la  pretemporada

Hablar de Álvaro Rubio es hacerlo sobre un seguro de vida y de buen fútbol. Por muchos años que pasen, muchas lesiones musculares que sufra y diversidad de circunstancias que tenga que pasar, el capitán del Real Valladolid siempre está disponible para ayudar al equipo y hacerlo como muy pocos más saben hacer. Cada vez que el ‘18’ blanquivioleta salta al terreno de juego, ya sea de titular o de suplente, el partido pasa por sus piernas y más en la categoría de plata. En la ‘Liga adelante’ el Real Valladolid domina mucho más los partidos y ahí, el riojano es vital. Con esa intención de dominar el esférico y ser dueños del balón, además de, por qué no decirlo, añadirle el aspecto psicológico de haber sido su casa durante varios años, Rubi confiaba en Álvaro Rubio para el duelo de Albacete y el partido volvió a pasar por sus pies

En el estadio manchego, el capitán disfrutaba de la titularidad tras varias jornadas sin hacerlo y demostraba que la esencia del buen fútbol nunca se pierde. Ante el Albacete Balompié, el Real Valladolid disfrutó de muchos minutos de un juego sublime. Grandes posesiones que lejos de ser estériles tenían un objetivo de profundidad que se cumplía y en las que Álvaro Rubio era capitán general. Ante el que fuera su equipo y su afición, el canterano del Real Zaragoza demostraba que los años no pasan, que la calidad sigue existiendo y que las posibilidades de crecer y mejorar siempre deben estar en cualquier profesional.

No a la locura. Si a la tranquilidad
Lo más destacable del encuentro de Álvaro Rubio en el Carlos Belmonte va más allá del juego que pudo desplegar o del dominio que, por fases, hizo del partido. Lo más sorprendente del duelo fue ver cómo el riojano, experimentado como pocos en la plantilla, se adapta con nuevos movimientos y un nuevo estilo. Álvaro Rubio es un futbolista que necesita tranquilidad y un partido con mucho dominio del balón. Si el partido entra en una dinámica de locura que lo convierte en un correcalles, sufre. Ante esas circunstancias, el riojano sufre más de la cuenta pero se sabe adaptar y eso es algo muy elogiable para un profesional de 35 años que ha vivido momentos mucho más altos que el actual.

En el Carlos Belmonte, además de disfrutar con el balón en los pies y hacer del Real Valladolid un equipo muy fiable con la posesión del balón, Álvaro Rubio confirmó que aún tiene mucho fútbol y muchas posibilidades. Desmarques de ruptura, movimientos rápidos y un juego adaptado a las circunstancias del partido hablan no sólo de lo buen jugador que es el riojano sino también de la inteligencia que posee y de la que el Real Valladolid se nutre para llegar a cotas tan importantes como las que se vislumbran tras la sufrida pero importante victoria en el Carlos Belmonte.

1988. Periodista deportivo y entrenador UEFA PRO que cree que en el fútbol todo tiene el término apropiado y un porqué obligatorio. Por ello, desde 2007 lleva entrenando equipos y escribiendo en este pequeño rincón.