La linterna de Velasco

La linterna de Ángel Velasco, desde el 20 de febrero de 2007 informando y opinando sobre el Real Valladolid

Javi Varas, nuevo jugador del Real Valladolid

Un rol secundario que aceptó y con el que creció

A la sombra de Palop y, recientemente, a la de Beto, Javi Varas ha sido actor secundario en Sevilla. Pese a ello ha defendido la meta hispalense en 123 partidos

• Javi Varas fue suplente de Andrés Palop durante cuatro temporadas y, recientemente, una campaña de Beto.
• Pese al rol secundario que el sevillano adoptó, deja el Sánchez Pizjuán tras haber disputado 123 encuentros.
• La campaña 2011/2012, con Marcelino en el banquillo, fue el mejor momento del portero en club de Nervión.

Javi Varas y Beto durante un entrenamiento de la pasada campaña (EstadioDeportivo)

En muchas ocasiones, lo inteligente no es ser excesivamente ambicioso y sí aclimatarse a lo que la situación requiere. Así, es un único método para crecer y poder conseguir los objetivos planteados. Este resumen, demasiado filosófico y ambiguo, quizás, es el que se puede hacer al periplo de Javi Varas, nuevo portero del Real Valladolid, por el primer equipo del Sevilla Fútbol Club. Inicialmente, hablar de este tiempo es hacerlo de un papel secundario que desde un inicio el sevillano tuvo que aceptar. Cuando Manolo Jiménez le llamó para hacerle jugador del primer equipo, Andrés Palop era el portero titular y, posiblemente, el futbolista con más peso del equipo.

[pullquote align=»right»] Javi Varas y su mejor momento. Léelo ¡AQUÍ! [/pullquote]

El veterano valenciano tenía un status adquirido sobre el que Javi Varas poco podía hacer. Poco o nada a nivel de juego pero mucho a nivel de entrenamiento y crecimiento individual. Así, Palop jugaría 47 de los 52 partidos de la campaña 2008/2009, la primera del sevillano en el primer equipo. Varas, por su parte, debutaría con cinco titularidades. El rol que poseían cada uno no cambiaría hasta pasados dos años. Así, la temporada 2009/2010 fue por el mismo camino. Palop disputó 44 partidos y Varas 11. Pese a que los escalafones estaban marcados, la segunda campaña pasará al recuerdo para el nuevo portero blanquivioleta por ser aquella en la que debutó en Champions League.

Palop y Varas en un entrenamiento
Palop y Varas durante un entrenamiento

División equitativa de minutos
Tras las dos primeras campañas, la división de minutos se empezó a igualar hasta terminar siendo beneficiosa para Varas. El cambio se produjo con Gregorio Manzano en el banquillo. El ex entrenador blanquivioleta empezó a confiar el sevillano con la disputa de 28 partidos, mientras que Palop ya sólo le superaba por seis encuentros.

Esa división, casi igualitaria de partidos, fue el aviso de lo que iba a ocurrir la temporada siguiente. Marcelino García Toral señaló al nuevo blanquivioleta como su portero y fue con él hasta su destitución. Más tarde, y pese a la llegada de Michel, Varas cerró la campaña 2011/2012 con 28 partidos, por los 16 de Palop. Aquel momento fue decisivo para ver la profesionalidad con la que había trabajado Javi Varas. Así, el nuevo portero blanquivioleta cerraba con la cifra de 56 partidos, en dos años, su periplo sevillista antes de viajar a Balaídos.

Este hecho fue más allá ya que con esta cifra, el jugador consiguió apartar el papel secundario que le perseguía durante su estancia en el equipo sevillista. El aspecto, doloroso a vista del público, sirvió para que el nivel del portero fuera el que se vio en esos 56 partidos. El aprendizaje en el tiempo como suplente fue muy alto ya que, como afirman en Sevilla, tenía a André Palop como maestro y “cuando uno aprende de los mejores…”

Suplente de Beto
Tras ese crecimiento junto a Andrés Palop, que terminó en una complicada relación como el propio Varas confesó, y su gratificante cesión al Celta de Vigo, el nuevo pucelano regresó el pasado verano al Sánchez Pizjuán para volver a ser un actor secundario. Esta vez el compañero era otro pero, como en los primeros años, la diferencia entre uno y otro, sería muy alta. Si Beto disputó 40 partidos, Varas cerró su año, y su periplo en Sevilla, con 16 partidos.

Pese al cierre de su historia como hispalense y al remarcado papel secundario que el nuevo portero blanquivioleta vivió en tres de sus cinco campañas como sevillista, su crecimiento en el primer equipo ha sido altísimo y su gratitud hacia todo lo vivido, también ya que 123 partidos como sevillista marcan un pasado detallado con una Europa League y una Copa del Rey.

Click en LA FICHA para ver el especial del fichaje sobre el portero andaluz
1988. Periodista deportivo y entrenador UEFA PRO que cree que en el fútbol todo tiene el término apropiado y un porqué obligatorio. Por ello, desde 2007 lleva entrenando equipos y escribiendo en este pequeño rincón.