La linterna de Velasco

La linterna de Ángel Velasco, desde el 20 de febrero de 2007 informando y opinando sobre el Real Valladolid

Rubi, nuevo entrenador del Real Valladolid

La evolución de Girona que hizo mediático a Rubí

En la campaña 2011/2012, Rubi creció a la sombra de tres entrenadores. Tras un papel secundario inicial, fue cogiendo terreno para terminar siendo vital

Rubí durante un partido en el Mini Stadi (Marca)
Rubí durante un partido en el Mini Stadi

En la mayoría de las ocasiones lo complicado de entrenar en Segunda división y en Primera es entrar en el círculo de entrenadores que suelen trabajar en esas categorías. Consiguiendo el debut, el futuro está asegurado en un porcentaje elevado. Resumiendo, teniendo la oportunidad en el fútbol profesional, un entrenador consigue ser mediático. En mayor o en menor medida pero entrenar en las dos mejores categorías españolas expone mucho a los entrenadores.

Objetivamente a Rubi le costó mucho adquirir ese protagonismo porque no conseguía la oportunidad de acceder a un banquillo de Segunda. Como no tenía ese ofrecimiento como primera espada de un proyecto, el catalán decidió escuchar a Raúl Agné. El ex entrenador del Cádiz llamó a Rubi para que se hiciera cargo de la estrategia y de las filmaciones del Girona. La oferta de un trabajo de despacho en Segunda división le gustó. En ella veía un buen equipo y un magnífico escaparate para seguir creciendo. Es idea de evolucionar era a largo plazo y no a tan corto espacio como sucedió.

La marcha de Agné
Cuando en la jornada 20 de aquella temporada 2011/2012 Agné fue despedido, Rubi dio el primer paso en su evolución. Con la llegada de Josu Uribe adquirió el papel de segundo entrenador y bajó al terreno de juego para un trabajo más directo con el jugador. Pese al cambio de entrenador el resultado no fue bueno, y llegaría otro cambio. Uribe se marchaba y Salamero llegaba a Montilivi.

[pullquote align=»right»] Durante esta temporada, Rubí viajó al estadio José Zorrilla como segundo del Girona. ¡AQUÍ! [/pullquote]

El entrenador zaragozano, que ya había trabajado en la casa, siguió contando con el nuevo entrenador de Real Valladolid como ayudante. Entre ambos el trabajo estaba más igualado en una demostración más de la evolución de un entrenador que en un comienzo sólo trabaja un aspecto concreto del equipo y que terminaría casi llevando el equipo en una salvación muy angustiosa. Los resultados de ese tándem fueron muy buenos con una sola derrota en 11 partidos y seis victorias. El club no quiso dejar esos datos a un lado y ofreció, bajo la propuesta de Salamero, el equipo a Rubi. Así, aquel encargado de la estrategia y de los vídeos había conseguido, por méritos propios, el banquillo gerundense. Su evolución dentro del vestuario y la capacidad que había demostrado para adquirir nuevas funciones encantó al club que le ofreció la posibilidad de convertirse en mediático. El nivel de ese reconocimiento ya sería un aspecto del propio Rubí.

Click en la imagen para leer el especial completo sobre el nuevo entrenador del Real Valladolid
Click en la imagen para leer el especial completo sobre el nuevo entrenador del Real Valladolid
1988. Periodista deportivo y entrenador UEFA PRO que cree que en el fútbol todo tiene el término apropiado y un porqué obligatorio. Por ello, desde 2007 lleva entrenando equipos y escribiendo en este pequeño rincón.