La linterna de Velasco

La linterna de Ángel Velasco, desde el 20 de febrero de 2007 informando y opinando sobre el Real Valladolid

Juan Ignacio Martínez, nuevo entrenador del Real Valladolid Linternazos

JIM creará los detalles al estilo creado por Djukic

Martínez y Djukic en el partido liguero de agosto de 2012 (Norte Castilla)

Pasado 30 de mayo. Miroslav Djukic acaba de anunciar que deja el Real Valladolid y los rumores y propuestas sobre su sustituto empiezan a salir. Aficionados y periodistas comienzan sus cábalas sobre el nuevo entrenador pero con una premisa bien clara: “la idea de juego debe ser la misma”. Desde el momento en el que Djukic confirmaba a través de sus palabras que abandonaba el estadio José Zorrilla, todos han pensando la mejor opción para relevar al serbio. Alguien con su misma idea. Por ello, en el momento en que Juan Ignacio Martínez aparecía en el abanico de nombres, los nervios comenzaban. El fútbol desplegado en el Levante no gusta y se etiquetaba al nuevo entrenador pucelano de una manera en la que se olvidaba el estilo de sus anteriores equipos.

Para empezar hay que partir de la idea de que calificar un único estilo de fútbol como “bueno” es un error y que marcar a un entrenador con una única filosofía no es acertado. Es cierto que todo preparador lleva unas ideas a todos sus equipos, pero no es cierto que su idea global siempre sea la misma. Tratando una filosofía muy definida como la que Mendilibar implantó en el Real Valladolid, su idea ha sufrido cambios en Pamplona. De blanquivioleta, Mendilibar se caracterizaba por una incipiente presión en el campo rival y unos extremos muy abiertos que buscaban constantes superioridades junto a los laterales.

Esta idea, sigue con el entrenador de Zaldívar, pero con importantes matices. ¿Por qué con cambios? Porque los jugadores rojillos así se lo han obligado. Cuando Mendilibar llegó a Tajonar se encontró una plantilla diferente a la del Real Valladolid. Unos futbolistas con otra idea de juego y con otras características físicas y técnicas.

En ese Pucela, el despliegue de Jonathan Sesma y Sisi era brutal. Ellos comenzaban la presión y buscaban ser incisivos en el ataque y sacrificados en defensa. Cuando Mendilibar llegó a Pamplona no pudo inculcar esa idea porque los futbolistas navarros no podían cumplir esa faceta. Camuñas y Calleja, extremos titulares en los primeros duelos de Mendilibar, debían explotar sus cualidades. Unas características que no eran las mismas que las de Sisi o Sesma.

Mendilibar tuvo que ‘claudicar’ ante el estilo de su equipo, como Juan Ignacio Martínez deberá hacerlo con la filosofía de la plantilla. Óscar González, Alberto Bueno, Omar Ramos, Patrick Ebert, Víctor Pérez y Lluís Sastre, entre otros, exigen el balón para poder desplegar sus mejores cualidades y el entrenador que llegue al Real Valladolid deberá saberlo.

Miroslav Djukic lo confirma
Esta idea de juego, que Djukic ha implantado en su Real Valladolid, ha existido porque la plantilla que había en el Pucela cuando llegó, así lo obligaba. Nauzet quería el balón. Jorge Alonso necesitaba ser dueño de la posesión para poder desplegar su juego y así todos los futbolistas pucelanos. Hay unas características en la plantilla, y el entrenador debe explotarlas. Necio sería de no hacerlo e irresponsable si las desaprovecha.

¿Por qué Antonio Gómez no triunfó en el Real Valladolid? Por muchos aspectos, pero entre ellos está el poco provecho que sacó a su mejor jugador, Óscar González. Cuando Abel Resino llegó al Pucela y vio a Óscar lo colocó en su sitio y le dio galones. Con paciencia y tiempo, la lógica se cumplió y el ‘10’ se hizo con la batuta del juego. Sus características eran esas y hasta que no se le ayudó a explotarlas, el Real Valladolid perdió una fuente de juego y resultados.

Sobre el papel el nuevo staff técnico del Real Valladolid tiene una filosofía diferente pero se adecuarán al fútbol de Djukic, un estilo que por encima de los jugadores y de los creadores, se ha visto que funciona. La idea será la misma. Los detalles diferentes, ahí estará la firma JIM.

𝟭𝟵𝟴𝟴. 𝘗𝘦𝘳𝘪𝘰𝘥𝘪𝘴𝘵𝘢 𝘥𝘦𝘱𝘰𝘳𝘵𝘪𝘷𝘰 𝘺 𝘦𝘯𝘵𝘳𝘦𝘯𝘢𝘥𝘰𝘳 𝘜𝘌𝘍𝘈 𝘗𝘙𝘖. Creo que en el fútbol todo tiene el término apropiado y un porqué obligatorio. Por ello, desde 2007 llevo entrenando equipos y escribiendo sobre cómo entiendo este deporte